Saltar al contenido

¿Por qué los perros se comen su caca?

¿Por qué algunos perros comen heces?

Comer heces es uno de los hábitos más repugnantes de los perros, la ingesta o acto de comer heces,  es común en los perros.

¿Qué puedes hacer para que su perro deje de comer heces?

Las razones por las que algunos perros comen heces no se entienden del todo, pero hay varias teorías. Los perros pueden comer heces por instinto, hambre, estrés o enfermedad.

perro enfermo

Instintos

Las perras lamen instintivamente a sus cachorros y pueden tragarse sus heces. Este comportamiento maternal normal ayuda a mantener limpios a los cachorros y su entorno.

Muchos cachorros comienzan a comer excrementos a una edad temprana. Algunos cachorros dejarán este comportamiento normal, mientras que otros seguirán haciéndolo hasta la edad adulta.

Comer las heces de otras criaturas también se considera un comportamiento natural. Si tienes un gato, te habrás dado cuenta de que tu perro no puede alejarse de la caja de arena. A la mayoría de los perros les encanta el olor de las heces de los gatos. Esto puede deberse a su dieta rica en proteínas.

Hambre y obsesión por la comida

Un perro hambriento o gravemente desnutrido puede comer casi cualquier cosa.

Algunos perros tienen hambre incluso cuando están bien alimentados (esto puede ser un signo de enfermedad o simplemente la personalidad del perro).

Muchos perros están completamente obsesionados con la comida y comen cualquier cosa que sepa bien.

Por desgracia, parece que a muchos perros les gustan las heces (especialmente las de los gatos). Existe la teoría de que los perros comen heces cuando les falta algo en su dieta.

La mayoría de los veterinarios afirman que esta no es realmente la causa del trastorno alimentario.

Ansiedad, miedo, estrés

Los perros que están asustados o muy estresados pueden comerse las heces.

labrador

En algunos casos, esto puede ser una especie de mecanismo de automutilación, sin embargo, si un perro ha sido castigado por una eliminación inadecuada u otro comportamiento relacionado con las heces, puede asociar el castigo con la presencia de heces. Al comer los excrementos se eliminan las “pruebas” para evitar el castigo.

Enfermedad

Ciertas enfermedades y dolencias pueden hacer que un perro coma heces. Los síntomas de algunas enfermedades incluyen un aumento del apetito o la ingestión de alimentos inadecuados.

Las enfermedades que cambian la consistencia o el olor de las heces pueden hacer que el perro se coma sus propias heces.

Se sabe que algunos perros con enfermedades cerebrales, como la demencia, empiezan a comer sus propias heces, esto puede deberse a la confusión o desorientación causada por la enfermedad.

¿Cuáles son los peligros de que un perro coma heces?

Para el perro, comer sus propias heces no supone un riesgo importante, sin embargo, las bacterias y los parásitos presentes en estas excreciones pueden transmitirse a las personas y a otros animales a través del contacto con el hocico o la saliva del perro.

Si no puedes evitar que tu perro ingiera heces, asegúrate de lavarte bien las manos si entras en contacto con el hocico o la saliva de tu perro.

perro mordiendo mano

Si tu perro ingiere las heces de otro animal (especialmente de otro perro o gato), corre el riesgo de ingerir huevos de parásitos intestinales y bacterias potencialmente dañinas, que pueden enfermar fácilmente.

Los perros que se sabe que comen las heces de otros animales deben ser analizados frecuentemente por un veterinario.

¿Qué puedo hacer para evitar que mi perro coma heces?

Una vez que sepa que la causa de la ingesta de heces no es un problema de salud, el siguiente paso es abordar el comportamiento, comer heces puede ser difícil de revertir.

En primer lugar, asegúrate de que no hay excrementos de animales en el patio o cerca.

Recoge las heces del perro lo antes posible después de defecar.

Si tu perro tiende a comer heces mientras defeca o inmediatamente después de hacerlo, ten cuidado.

Cuando tu perro defeca, mantenlo con la correa y si su atención está en las heces, dirige inmediatamente su atención hacia ti (intenta enseñarle la orden “mirar”). Dale una golosina como recompensa por prestarte atención, y luego recoge inmediatamente las heces y tíralas.

Otra forma de prevenir la coprofagia, es añadir a la dieta de su perro algo que haga que los excrementos sean menos sabrosos.

Hay comprimidos que se les da a los perros, para que al comer sus heces le produzca ardores y no las vea “tan apetecibles”, aunque no algunos perros toleran la acidez y no les sirve.

remedio contra la coprofagia

Pregunta a tu veterinario por los productos más seguros y eficaces para evitar que tu perro coma caca, si es problema permanente.


¿Nos ayudas a compartir?

Juanjo Blanco
Últimas entradas de Juanjo Blanco (ver todo)
Don`t copy text!

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de cookies